한국어 English 日本語 中文 Deutsch हिन्दी Tiếng Việt Português Русский Iniciar sesiónUnirse

Iniciar sesión

¡Bienvenidos!

Gracias por visitar la página web de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Puede entrar para acceder al Área Exclusiva para Miembros de la página web.
Iniciar sesión
ID
Password

¿Olvidó su contraseña? / Unirse

Internacionales

El que salva un alma salva al mundo entero

  • País | Sudáfrica
  • Fecha | Diciembre 02, 2011
_ Esta vez, usted ha venido con muchos miembros. En realidad, ni siquiera sabíamos que se había establecido en Sudáfrica la iglesia de Ciudad de El Cabo II.
“En noviembre de 2010, nos dividimos de la iglesia de Ciudad de El Cabo. Esto fue hace menos de un año. Primero fui enviado a la iglesia de Ciudad de El Cabo con la misión de asistente del jefe de templo en 2008. Cuando se habla de África, usualmente se piensa en un mundo desconocido. Yo también pensaba que tenía que predicar a las personas que vivían en cabañas de barro en la selva donde los leones y las jirafas corren libremente, por eso fui allá con la fi rme resolución de que me dedicaría por completo al evangelio. Sin embargo, Ciudad de El Cabo, la capital de Sudáfrica, es una ciudad con un buen ambiente, por eso es llamada ‘la Europa de África’. Estaba sorprendido ante las circunstancias que eran mejores de las que había imaginado, por eso tuve que trabajar más duro.”

_ Mientras trabajaba para el evangelio en la iglesia de Ciudad de El Cabo durante tres años, ¿cómo ha ido avanzando el evangelio?
ⓒ 2011 WATV

“La semilla del evangelio empezó a sembrarse en Sudáfrica por un misionero que fue enviado a fines de 2004. Al principio, muchas almas eran guiadas pero difícilmente crecían como buenos frutos. Más tarde, Dios nos permitió encontrar estudiantes universitarios, que añoraban la verdad y querían comprenderla. A fi n de hacerlos crecer como obreros del evangelio, necesitábamos el método de la Madre. La Madre prestaba atención a cada uno de sus hijos, y los amaba, por eso hicimos lo que ella hizo. Visitábamos uno a uno a los miembros y les predicábamos la palabra de Dios; consolábamos sus almas heridas y los animábamos a vencer sus difi cultades y compartíamos sus sufrimientos. Entre tanto, algunos de ellos empezaron a practicar la predicación de los sermones, salían a predicar el evangelio y transmitían el amor a los demás de la manera en que ellos lo recibieron. Un miembro llegó a ser dos, y los obreros del área de los jóvenes se incrementaron gradualmente.
Fuera 100 o 200 el número de los miembros, el número en sí no era importante.
Aunque solo un alma era guiada a la verdad, cuando amábamos sinceramente y teníamos interés en él o ella, el evangelio progresaba. Aunque fue muy lento, empezamos con un miembro y alcanzamos la situación en la que estamos hoy.

_ Aunque parecía lento, ahora se ha establecido la iglesia de Ciudad de El Cabo II.
“Ya que Ciudad de El Cabo fue el lugar de África donde por primera vez se predicó el evangelio, prestábamos mucha atención a expandir el evangelio a las demás ciudades de Sudáfrica y también a las demás ciudades de África. Entonces, de repente la Madre nos dijo que nos dividiéramos de la iglesia de Ciudad de El Cabo.
Por esos días, estábamos predicando en Bellville, que estaba a 40 minutos de la iglesia de Ciudad de El Cabo. Aunque no había miembros viviendo en esa región, inmediatamente nos preparamos para extendernos a Bellville. Se me encomendó la misión del evangelio en la iglesia de Ciudad de El Cabo II, pero no sabía a dónde ir ni qué hacer, igual que Abraham. Solo confi aba en las palabras de la Madre y creía que de cierto sería una gran bendición.”

_ Usted debe de haber tenido una resolución o esperanza cuando se le encomendó la nueva misión.
“Sudáfrica ha estado bajo el gobierno de Europa durante cientos de años, por eso no solo hay negros sino también blancos y mestizos que son de razas mezcladas. Y todavía permanece un dolor histórico, es decir, sentimientos amargos causados por el apartheid* que tuvo una fuerte presencia hasta los años 90, por eso los confl ictos y los disturbios entre las razas son bastante serios. Ahora la tensión se ha calmado bastante, pero las personas están viviendo en residencias, escuelas e Iglesias separadas que son solo para los blancos y los negros. No es fácil para ellos vivir juntos, y no es fácil para nosotros predicarles la verdad.
Lo que más soñábamos era guiar a todas las razas a Dios y ayudarlos a unirse en el amor de la Madre ante cualquier difi cultad, ya que nos fue dicho: ‘Prediquen el evangelio a todas las naciones’.”

_ ¿Cómo se ha estado cumpliendo el sueño?
“Ya que nuestra iglesia acababa de dividirse, hubo muchas cosas a las que teníamos que prestar atención. La mayoría de los miembros de nuestra iglesia eran nuevos, por eso tuvimos muchas difi cultades. Conociendo todo esto, la Madre envoi guerreros del evangelio; una semana después de dividirnos, un equipo misionero de corto plazo vino de Corea.
Ellos remodelaron la iglesia con mucho entusiasmo, y sirvieron gustosamente a la iglesia. Sus obras llegaron a ser un buen ejemplo para los miembros locales. Ya que nuestra iglesia estaba llena de miembros los días de culto, los nuevos miembros comprendieron la importancia de los cultos. Lo que nos hacía estar más agradecidos con la Madre era que el equipo misionero de corto plazo llevó mucho fruto, a pesar de la raza. Esta clase de milagro ocurre en el lugar donde la Madre nos dice que vayamos.”

_ Usted dijo que fue difícil predicar el evangelio sin importar la raza. ¿Qué cree que los guió a Sion?
ⓒ 2011 WATV

“Los sudafricanos usualmente están alertas cuando se les acerca un extraño, y no quieren perder su tiempo. Por otro lado, tienen una firme fe en Dios y tienen mucho conocimiento de la Biblia sin importar la raza. Por eso testificamos a la Madre celestial sin preámbulos. Después, ellos mostraban mucho interés porque nunca antes habían escuchado acerca de esto. La voz de la Madre celestial es la llave maestra que abre la puerta de sus corazones.
Una vez que abren su corazón, vienen a Sion. Después, una vez más se sorprenden al ver todas las razas, incluyendo asiáticos, reunidos en una iglesia. Además, ya y compartíamos sus sufrimientos. Entre tanto, algunos de ellos empezaron a practicar la predicación de los sermones, salían a predicar el evangelio y transmitían el amor a los demás de la manera en que ellos lo recibieron. Un miembro llegó a ser dos, y los obreros del área de los jóvenes se incrementaron gradualmente.
Fuera 100 o 200 el número de los miembros, el número en sí no era importante.
Aunque solo un alma era guiada a la verdad, cuando amábamos sinceramente y teníamos interés en él o ella, el evangelio progresaba. Aunque fue muy lento, empezamos con un miembro y alcanzamos la situación en la que estamos hoy.

_ Aunque parecía lento, ahora se ha establecido la iglesia de Ciudad de El Cabo II.
“Ya que Ciudad de El Cabo fue el lugar de África donde por primera vez se predicó el evangelio, prestábamos mucha atención a expandir el evangelio a las demás ciudades de Sudáfrica y también a las demás ciudades de África. Entonces, de repente la Madre nos dijo que nos dividiéramos de la iglesia de Ciudad de El Cabo.
Por esos días, estábamos predicando en Bellville, que estaba a 40 minutos de la iglesia de Ciudad de El Cabo. Aunque no había miembros viviendo en esa región, inmediatamente nos preparamos para extendernos a Bellville. Se me encomendó la misión del evangelio en la iglesia de Ciudad de El Cabo II, pero no sabía a dónde ir ni qué hacer, igual que Abraham. Solo confi aba en las palabras de la Madre y creía que de cierto sería una gran bendición.”

_ Usted debe de haber tenido una resolución o esperanza cuando se le encomendó la nueva misión.
“Sudáfrica ha estado bajo el gobierno de Europa durante cientos de años, por eso no solo hay negros sino también blancos y mestizos que son de razas mezcladas. Y todavía permanece un dolor histórico, es decir, sentimientos amargos causados por el apartheid* que tuvo una fuerte presencia hasta los años 90, por eso los confl ictos y los disturbios entre las razas son bastante serios. Ahora la tensión se ha calmado bastante, pero las personas están viviendo en residencias, escuelas e Iglesias separadas que son solo para los blancos y los negros. No es fácil para ellos vivir juntos, y no es fácil para nosotros predicarles la verdad.
Lo que más soñábamos era guiar a todas las razas a Dios y ayudarlos a unirse en el amor de la Madre ante cualquier difi cultad, ya que nos fue dicho: ‘Prediquen el evangelio a todas las naciones’.”

_ ¿Cómo se ha estado cumpliendo el sueño?
“Ya que nuestra iglesia acababa de dividirse, hubo muchas cosas a las que teníamos que prestar atención. La mayoría de los miembros de nuestra iglesia eran nuevos, por eso tuvimos muchas difi cultades. Conociendo todo esto, la Madre envoi guerreros del evangelio; una semana después de dividirnos, un equipo misionero de corto plazo vino de Corea.
Ellos remodelaron la iglesia con mucho entusiasmo, y sirvieron gustosamente a la iglesia. Sus obras llegaron a ser un buen ejemplo para los miembros locales. Ya que nuestra iglesia estaba llena de miembros los días de culto, los nuevos miembros comprendieron la importancia de los cultos. Lo que nos hacía estar más agradecidos con la Madre era que el equipo misionero de corto plazo llevó mucho fruto, a pesar de la raza. Esta clase de milagro ocurre en el lugar donde la Madre nos dice que vayamos.”

_ Usted dijo que fue difícil predicar el evangelio sin importar la raza. ¿Qué cree que los guió a Sion?
“Los sudafricanos usualmente están alertas cuando se les acerca un extraño, y no quieren perder su tiempo. Por otro lado, tienen una firme fe en Dios y tienen mucho conocimiento de la Biblia sin importar la raza. Por eso testificamos a la Madre celestial sin preámbulos. Después, ellos mostraban mucho interés porque nunca antes habían escuchado acerca de esto. La voz de la Madre celestial es la llave maestra que abre la puerta de sus corazones.
Una vez que abren su corazón, vienen a Sion. Después, una vez más se sorprenden al ver todas las razas, incluyendo asiáticos, reunidos en una iglesia. Además, ya que conversamos como amigos, compartimos los alimentos, les servimos el té y les sonreímos, nos miran boquiabiertos por el asombro.
En los primeros días de nuestra iglesia, tratamos de acercar a los miembros de diferentes razas con nuestra habilidad. ¿Pero cómo puede cambiar su carácter natural o su manera de pensar por la fuerza o el método de un hombre? Nos adaptamos a los miembros como la Madre nos dijo que hiciéramos, en lugar de forzarlos a adaptarse a nuestros pensamientos, y los respetamos, siendo considerados con ellos. Después, ellos se respetaban mutuamente de manera natural. Comprendiendo la verdad, llegan a saber que somos miembros de la misma familia aunque diferentes en apariencia.
Después de comprender a la Madre, se unen completamente. Ahora somos uno.”

_ Sudáfrica fue el punto de inicio del evangelio en África. Creo que usted tiene una visión especial del evangelio en África.
“Sí, todos nosotros tenemos la convicción de que el evangelio en Sudáfrica es el evangelio en África. En Ciudad de El Cabo, hay muchas personas que han venido de otras ciudades o de otras naciones con el propósito de estudiar o por negocios.
Especialmente hay muchos estudiantes extranjeros. Los miembros del área de jóvenes que comprendieron la verdad, predicaron la palabra de Dios después de regresar a sus naciones. Gracias a esto, África fue recuperada espiritualmente. Por eso la obra del evangelio en Sudáfrica, especialmente la de los miembros del area de los jóvenes, signifi ca la obra del evangelio en todo el continente africano, porque estamos predicando a todas las personas y naciones.”

_ ¿Cómo implantó la gran visión de la evangelización de África en el corazón de los miembros de la iglesia de Ciudad de El Cabo II que se dividió hace menos de un año?
“Los estudiantes universitarios que recibieron a Dios y levantaron su fe durante el semestre, regresaron a sus pueblos natales durante sus vacaciones dado que tenían que vaciar sus dormitorios. Al principio, pensé que esto era una desventaja que haría que el evangelio marchara lentamente durante ese tiempo. Me preocupaba que su fe se marchitara mientras estuvieran lejos de Sion, y los miembros también temían que su fe se debilitara. Teníamos una visión muy corta. Esta no fue una desventaja sino una oportunidad. Comprendimos que los miembros del área de los jóvenes no fueron forzados a regresar a sus pueblos durante sus vacaciones, sino que fueron según la voluntad de Dios que dijo: ‘Id a todas las naciones’. Al principio, no comprendimos que ellos habían regresado a sus pueblos natales, siguiendo el plan de Dios hecho desde antes de la fundación del mundo.
Desde que iniciamos el estudio bíblico con los miembros nuevos, ahora les ayudamos a pensar: ‘¿Por qué Dios me llamó antes que a las otras personas de mi ciudad y de mi nación?’ y les ayudamos a tener una visión. Dios salvó a todos los israelitas a través de una persona, Moisés. De la misma manera, les ayudamos a comprender el principio del evangelio de que una tribu o una nación puede obtener la salvación por medio de una persona: ‘yo’.
También la educación oportuna fue importante en el campo espiritual. Si solo escuchan las palabras de la verdad, se quedarán como bebés espirituales. Pero cuando tratan de cumplir el evangelio con visiones, su fe madura rápido como la de los profetas.”


ⓒ 2011 WATV


_ Tengo curiosidad con respecto al resultado que han tenido en realidad.
“Los campos del evangelio en el sur de África, que está cerca de Sudáfrica, han sido recuperados. Si los miembros del área de los jóvenes tienen el plan de regresar a sus ciudades natales a predicar el evangelio, en Corea se hace un plan para enviar un equipo misionero de corto plazo. Los miembros del área de los jóvenes, que regresan a sus pueblos natales, se preparan para recibir al equipo misionero de corto plazo. Ya que conocen su situación local como los precios, la seguridad, el tráfi co, etc., pueden hacer algunas investigaciones preliminares para una Casa-Iglesia. Después, cuando llega el equipo misionero, predican el evangelio en unidad. De esta manera, la tierra del evangelio ha sido recuperada más rápida y fácilmente.
Hay una ciudad de Stellenbosch que está a 30 minutos de Bellville. Las personas blancas descendientes de holandeses residen allí y hablan afrikáans. (Cuando el sur de África estaba bajo el dominio de Holanda en el siglo XVII, los holandeses fueron influenciados por el idioma local y desarrollaron su propio idioma, el afrikáans.) Predicamos allí y un joven que es estudiante universitario recibió la verdad. Él estudiaba las palabras de la Biblia todos los días y recientemente empezó a practicar la predicación de los sermones. La misión del evangelio en Stellenbosch está puesta en su corazón. No sé qué sucederá si regresa a Sudáfrica después de esta visita.
Los miembros cuya tierra natal es Ciudad de El Cabo tampoco están ociosos.
Los señores y las señoras que tienen estabilidad económica van a otras naciones de África a predicar el evangelio con el equipo misionero de corto plazo de Corea.
Y los jóvenes ahorran dinero y van a un viaje de predicación para ayudar a los miembros que han regresado a sus pueblos natales durante sus vacaciones. Ellos cruzan la frontera y regresan a Sion después de establecer una iglesia allí. Incluso realizan la misión de corto plazo por las ciudades que están en su camino de regreso a Sudáfrica; son como el apóstol Pablo.”

_Parece que todos los miembros tienen el corazón de propietario para el evangelio de África.
“Correcto. Ellos tienen una gran visión de predicar en toda África. Antes, los hermanos y hermanas pensaban que la palabra de Dios: ‘Id’, había sido dada solo para los miembros coreanos que estaban yendo al mundo, pero ahora saben que esta misión también es para ellos. Antes de recibir la verdad, ellos se consideraban como nada, solo uno de los casi siete mil millones de habitantes del mundo. Pero ahora han comprendido que son preciosos hijos e hijas de Dios, por quienes el Padre dio su vida y la Madre vino a esta tierra; han conocido su valor. Ellos sienten que tienen que jugar el rol de profeta como Moisés, y se preguntan si son dignos de recibir esa gran bendición de Dios; están emocionados, agradecidos y felices. Ahora tienen fe en que la misión del evangelio de África es una bendición dada para ellos, y tienen la gran pasión de predicar a todas las naciones de África. Durante un año, la Madre ha sembrado esta clase de espíritu en el corazón de todos los miembros.”

_ La misión del evangelio en Sudáfrica se está realizando principalmente por los miembros del área de los jóvenes. ¿Qué rol espera de ellos para el evangelio?
“Los miembros del área de los jóvenes están llenos de energía. Si no supieran cómo usar esta energía, su fe no crecería bien. Pero los jóvenes de la Sion de Sudáfrica encontraron la manera de desplegar por completo su energía. Se trata de recuperar el continente de África para el evangelio. Con su pasión y poder, la velocidad de la obra del evangelio es un cohete. Estoy seguro de que se convertirán en grandes profetas que jugarán un papel clave en la predicación del evangelio en toda África.”

_ A través del 54.º Grupo de Visita del Extranjero, muchos miembros de la iglesia de Ciudad de El Cabo II y de muchas naciones de África vinieron a Corea. Estamos muy sorprendidos.
“Yo también estoy sorprendido. La Madre, los misioneros y todos los miembros deben de haber orado por nosotros durante mucho tiempo. En África, el evangelio se expandía lentamente durante mucho tiempo, por eso estoy muy agradecido por la situación actual. Por otro lado, estoy muy avergonzado ante la Madre porque el evangelio debió haberse cumplido más rápidamente. Ya que la Madre guía el evangelio, no hay una región especial donde la obra del evangelio se haga particularmente bien o mal. Las almas de los africanos son puras y aman a Dios.
La razón de que la obra del evangelio haya sido lenta es que yo, que experimenté primero el amor de la Madre, no predicaba el amor de la Madre. Primero me arrepiento de mi pecado. Fue mi culpa. Si digo que Dios abrió tarde la puerta del evangelio, sería pasar mi error a Dios. Participando en este grupo de visita, también grabé una vez más en mi corazón el amor de la Madre. Esta vez, quiero sembrar el amor de la Madre y su corazón vivo en el corazón de cada uno de los miembros.”

_Usted enfatiza frecuentemente “cada uno de los miembros”. Un alma es verdaderamente preciosa, ¿verdad?
“Se dice que ‘el que salva un alma salva al mundo entero’. Si no puedo amar un alma con el corazón de la Madre, ¿cómo puedo cumplir la misión mundial?
Cuando era joven, veía a la Madre cuidando de cada uno de los miembros; ella los elogiaba, considerando su pequeño esfuerzo como algo grande. Yo también era uno de los numerosos miembros que recibió el amor de la Madre; el amor de la Madre, que había comprendido solo a través de la Biblia, conmovió profundamente mi corazón. Cada vez que pienso en esto, comprendo cuán importante es salvar una a una las almas y predicarles el amor. Si sembramos el amor de la Madre en un alma, el que recibe el amor se convierte en profeta que guía una nación a la salvación. Finalmente, un alma salva al mundo.”

_ ¿Podría decirnos su próxima meta para el evangelio?
“Como dije antes, la recuperación del sur de África se cumplió el primer semester de este año. Ya que el equipo misionero de corto plazo de Corea, los miembros locales, los misioneros y la Gran Asamblea se unieron para el evangelio, Dios nos permitió cumplirlo en un corto tiempo. En el segundo semestre de este año, estamos planeando recuperar el centro de África. A través de esta visita, vinieron a Corea los miembros de los países de África central, como Ghana y Malawi. Al verlos a ellos y a los miembros de Sudáfrica soñando con la predicación más allá de sus propias naciones, siento que ya está preparado el fundamento unido para la evangelización en toda África.
La iglesia de Ciudad de El Cabo y la iglesia de Ciudad de El Cabo II se comunican continuamente, y están levantando a los miembros que vienen de la parte central de África, donde podemos encontrar a todos los africanos y enviarlos a sus naciones como profetas. Para esto, nuestros miembros oran con mucha seriedad y están expandiendo el evangelio a muchas naciones de Ciudad de El Cabo.
África tiene 60 naciones; y es muy grande y hay muchos lugares a donde ir. Pero si los obreros del evangelio que predican el amor de la Madre avanzan sin parar, el evangelio en África se completará este año.”

Vídeo de Presentación de la Iglesia
CLOSE