한국어 English 日本語 中文 Deutsch हिन्दी Tiếng Việt Português Русский Iniciar sesiónUnirse

Iniciar sesión

¡Bienvenidos!

Gracias por visitar la página web de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Puede entrar para acceder al Área Exclusiva para Miembros de la página web.
Iniciar sesión
ID
Password

¿Olvidó su contraseña? / Unirse

¡Felicidad para los ancianos!

  • Bienestar de los Ancianos
  • País | Corea
  • Fecha | Noviembre 03, 2005
ⓒ 2005 WATV
El 3 de noviembre, se realizó una emocionante fiesta en el Instituto de Formación Go&Come de Okcheon. La Iglesia de Dios ha realizado todos los años fiestas para los ancianos en diferentes lugares de Corea. Esta vez se preparó una fiesta para los ancianos en Okcheon, conmemorando la inauguración del Instituto de Formación Go&Come de Okcheon.

300 voluntarios de la Iglesia de Dios cercana a Okcheon transmitieron el amor de Dios sirviendo sinceramente a los ancianos que echaban de menos a sus hijos en una aldea vacía. Los rostros de los voluntarios estaban llenos de sonrisas y recibieron el elogio de los ancianos cuando los atendían como si fueran sus propios padres.

Asimismo ayudaban a los ancianos discapacitados que ingresaban al recinto. Por su parte los ancianos agradecían mucho a los voluntarios, tomando sus manos. Algunos reían alegremente y decían que se sentían como el presidente. Otros hasta lloraban cuando pensaban en sus hijos e hijas que viven lejos.

Antes del inicio de la fiesta, el Primer Pastor Kim Joo-cheol dijo: “Este instituto era un lugar santo de amor, donde se aprende y se enseña el amor de Dios”, y transmitió su voluntad de continuar con los servicios voluntarios, manifestando: “Compartiremos el amor de Dios con los residentes de Okcheon, para poder ser su prójimo más cercano que un pariente lejano”. También deseó el desarrollo del instituto y de Okcheon. A este evento asistieron muchos invitados: Na Gyeong-ok, Jefe de la Estación de Policía de Okcheon; Kim Jeong-su, Comandante del ejército; y Lee Mun-su, Presidente de la Asociación de Ancianos. Ellos felicitaron a la Iglesia de Dios por inaugurar el Instituto de Formación Go&Come de Okcheon y elogiaron a los miembros de la iglesia que sirvieron a los ancianos con toda sinceridad.

ⓒ 2005 WATV
Algunos ancianos solitarios y pobres, que fueron recomendados por el ejército, recibieron donativos. Los miembros proporcionaron arroz, vales de alimentos y donaciones a 20 ancianos, deseándoles que pudieran pasar un invierno cálido. Jang Jun-im (64, Okcheon) y Park Seong-gyun (64, Samcheing) dijeron: “Sus sinceros corazones nos consuelan más que las donaciones. Nos complacieron con la deliciosa comida y las representaciones, y hasta nos dieron donativos. Muchas gracias”.

El evento se inició con las palabras del Maestro de Ceremonias: “Hoy serán atendidos como el presidente”. En primer lugar se proyectó un vídeo cuyo contenido narraba la esperanza por el desarrollo del instituto como vecino de los residentes de Okcheon. Se presentaron varias actuaciones para los ancianos como la declamación de un poema de gratitud, canciones conmovedoras de cantantes y de algunos miembros, Pansori (canción narrativa tradicional de Corea) que les encantó a los ancianos y una divertida danza con trajes tradicionales coreanos. Aplaudieron con fuerza al término de cada representación, diciendo: “¡Maravilloso!”

Las representaciones que los miembros prepararon con muchos días de anticipación, continuaron durante dos horas. Después de las actuaciones, los ancianos recorrieron el nuevo instituto e hicieron un comentario favorable sobre la decoración, diciendo: “El instituto era más grande y más hermoso que antes”. Se sirvieron cerca de veinte clases de comida en el comedor: tortas de arroz, pescado a la parrilla, carne asada, costillas al vapor y platos con verduras frescas. Todo fue preparado por los miembros. Los ancianos se conmovieron por el sabor y el sincero corazón de los miembros.

ⓒ 2005 WATV
Los voluntarios llevaban la comida para los ancianos y conversaban con ellos mientras comían. Cuando necesitaban algo, los voluntarios rápidamente los ayudaban. Son Dong-sun (83) dijo que la voluntaria que la atendió desde el comienzo hasta el final parecía su hija, y dijo: “Doy muchas gracias a los voluntarios”, y sonrió diciendo: “Soy muy bendecida. Pienso que Dios me bendijo al permitirme conocer a estas hermosas personas”. Los miembros empaquetaron varias tortas de arroz y pescado ahumado, para los ancianos que dijeron: “Comiendo esta comida, me siento apenado por mi nieto que se quedó en casa”. Asimismo les dieron recuerdos de la inauguración del instituto.

Fue un tiempo corto. Los ancianos sostenían las manos de los miembros mientras se despedían. Cuando los ancianos subieron al autobús rentado, pidieron a los miembros: “¡Visítennos de nuevo!” Los miembros que practicaron el amor al prójimo, manifestaron: “Mientras los ayudábamos a caminar y conversábamos con ellos en la comida, nos sentíamos muy felices como si estuviéramos sirviendo a nuestros propios padres”. “He comprendido de nuevo que dar amor es más grande y hermoso que recibir amor.”

“Dar amor a los demás tiene más bendiciones que recibir amor de los demás.” En este día, todos los voluntarios experimentaron estas palabras de Dios. La Iglesia de Dios será el verdadero prójimo en todo el mundo, poniendo en práctica el amor de Dios.

Vídeo de Presentación de la Iglesia
CLOSE