한국어 English 日本語 中文 Deutsch हिन्दी Tiếng Việt Português Русский Iniciar sesiónUnirse

Iniciar sesión

¡Bienvenidos!

Gracias por visitar la página web de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Puede entrar para acceder al Área Exclusiva para Miembros de la página web.
Iniciar sesión
ID
Password

¿Olvidó su contraseña? / Unirse

Llevamos esperanza al corazón arruinado por el terremoto

  • Ayuda en los Desastres
  • País | Perú
  • Fecha | Noviembre 11, 2007
La noche del pasado 15 de agosto, en la costa sur del Perú, se produjo un terremoto de gran escala de grado 7.9, que destruyó autopistas y edificios de Ica, Pisco y Chincha. Así, el saldo fue de unos dos mil fallecidos e innumerables damnificados. Pero las obras de reconstrucción demoraban mucho, pues había disminuido la ayuda y el interés hacia las zonas afectadas, por haberse interrumpido la comunicación y por tantas autopistas destruidas.

Al escuchar esta noticia, los miembros de la iglesia del Perú participaron en el servicio de ayuda. Viendo primeramente la situación de las zonas afectadas por el terremoto, los miembros de la iglesia de Lima I, II, III y de Huancayo, concluyeron que lo más urgente era construir casas para los damnificados.
Así organizaron ventas de bazar para recaudar dinero para construir casas de madera para los damnificados.
Esto se hizo dos veces el 14 y el 26 de octubre. Aunque los miembros de la iglesia no son ricos, con gusto llevaron sus cosas para este bazar; esta noticia fue transmitida por las estaciones de televisión TV Perú y América Televisión. Así, muchos ciudadanos participaron activamente en este bazar, que tuvo un gran éxito.
Los ciudadanos se alegraron por el servicio de ayuda, diciendo: “Podemos sentir el amor de Cristo al ver a los miembros de la Iglesia de Dios que brindan una mano de ayuda a su prójimo con fuerza y sin olvidarlo”.
Tan pronto como terminaran una obra, los hermanos prepararon otra obra de recuperación haciendo paredes de madera para la construcción.

ⓒ 2007 WATV
El 11 de noviembre, unos 160 miembros de la iglesia de Lima, visitaron Tambo de Mora, en Chincha, en donde casi no se había realizado obras de reconstrucción. Partieron de Lima la noche anterior y muy de mañana se apresuraron a hacer la obra de la construcción de las casas. Primero, los hermanos fortalecieron el solar, y luego, fijaron allí las paredes de madera que habían preparado. Sobre las paredes, cubrieron el tejado e hicieron la puerta y ventanas, completando la construcción de la casa.

Por otra parte, los hermanos entregaban a los damnificados medicinas de primeros auxilios, verificando su estado de salud y aliviando sus cuerpos y mentes, sirviéndoles con tratamientos de belleza.

Los hermanos que se esforzaban por construir casas sin cesar, consolaban a los damnificados, diciendo: “Aunque es una pequeña ayuda, estamos muy felices de poder ayudar a los que están en una situación difícil. Esperamos que todos puedan levantarse de nuevo sin perder la esperanza”.

La obra de la construcción de 10 casas se terminó a las 5 de la tarde. Los damnificados desesperados no podían contener su alegría al ver las casas nuevas. La señora Luz, que recibió una casa, dijo con gratitud: “He podido entender el verdadero amor viendo a los hermanos de la Iglesia de Dios que sirven con mucha fuerza y viniendo desde muy lejos, ayudando como si fuera su propio trabajo. El terremoto me entristeció mucho, pero ahora tengo una nueva esperanza. Nunca olvidaré a la Iglesia de Dios”.

ⓒ 2007 WATV
Cuando escucharon esto, la ciudad de Tambo de Mora también nos dio las gracias. Domingo Farfán Gonzales, Alcalde de Tambo de Mora, entregó una Placa de Agradecimiento al jefe de templo, diciendo: “Me emocionaron mucho las obras de los miembros de la Iglesia de Dios. Realmente se lo agradezco mucho en nombre de los ciudadanos”.

Los rostros de los hermanos que regresaban después del servicio, se llenaban de sonrisas.
Ellos decidieron que guiarían muchas almas a Dios practicando con más fuerza el amor al prójimo según la lección de la Madre: “Dar amor a los demás tiene más bendiciones que recibir amor de los demás”.
Vídeo de Presentación de la Iglesia
CLOSE