한국어 English 日本語 中文 Deutsch हिन्दी Tiếng Việt Português Русский Iniciar sesiónUnirse

Iniciar sesión

¡Bienvenidos!

Gracias por visitar la página web de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Puede entrar para acceder al Área Exclusiva para Miembros de la página web.
Iniciar sesión
ID
Password

¿Olvidó su contraseña? / Unirse

P. Frecuentemente muchas personas insisten en que la denominación a la que ellos pertenecen es la iglesia "legítima", mientras que las demás son "herejes", porque hay muchas denominaciones en el cristianismo. ¿Realmente qué es la herejía?

R.


Desde el punto de vista religioso, la herejía es una idea o teoría que va en contra de la fe. Distinguir la herejía es muy importante para nuestra salvación. Si somos herejes, no podemos ser salvos aunque seamos cristianos muy devotos. Entonces, ¿qué denominación es hereje?


El estándar de la herejía

La gente tiende a pensar que la iglesia que tiene una larga historia y muchos creyentes es la iglesia "legítima". De lo contrario, rápidamente juzgan que es "hereje". No obstante, la antigüedad de una iglesia o el número de los creyentes no pueden ser estándares para distinguir la iglesia verdadera de la herejía. Si esos estándares fueran correctos, significaría que la iglesia primitiva a la que Jesús y los apóstoles asistían, era hereje.

Hace dos mil años, muchas personas creían en el judaísmo, el cual tenía una larga historia y tradición. Pero por otro lado, la iglesia primitiva, que ya había sido establecida en ese tiempo, tenía un pequeño número de personas y era muy poco conocida por la gente.

Hch. 24:1-5 Cinco días después, descendió el sumo sacerdote Ananías con algunos de los ancianos y un cierto orador llamado Tértulo, y comparecieron ante el gobernador contra Pablo. […] Porque hemos hallado que este hombre es una plaga, y promotor de sediciones entre todos los judíos por todo el mundo, y cabecilla de la secta de los nazarenos.

Solo los líderes religiosos de ese tiempo decían que el apóstol Pablo era una plaga que expandía herejías. La iglesia primitiva fue juzgada como hereje por los que tenían un buen conocimiento de la Biblia y habían ganado respeto y confianza de los judíos.

Aunque sea un juicio de los líderes religiosos o de los teólogos que tienen más autoridad y conocimiento, no puede ser un estándar para tildar a la verdad de hereje.

La verdad y la herejía solo pueden ser juzgadas por la Biblia que Dios nos ha dado.


La herejía según la Biblia

2 P. 2:1-3 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de Pregunta y Respuesta la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.

La Biblia dice que la herejía nos trae destrucción y dificulta la verdad con palabras fingidas. El hecho es que el estándar para distinguir la herejía, es si sigue la Biblia o no.

Podemos comprender fácilmente qué es la herejía cuando vemos las reglas básicas registradas en la Biblia.

Lc. 4:16 Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.

Lc. 22:14-15 Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles. Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca!

Jesús mismo nos dio un ejemplo de guardar el día de reposo y la pascua, y la iglesia primitiva siguió el ejemplo de Jesús.

Hch. 17:2 Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo discutió con ellos, declarando y exponiendo por medio de las Escrituras, […]

1 Co. 5:7-8 porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.

La regla que Jesús y los apóstoles guardaron fue el día de reposo. Si una iglesia abandona el día de reposo y guarda el culto dominical que no se origina en la Biblia, esa iglesia es hereje. Además, la iglesia que conmemora el nacimiento del dios sol (25 de diciembre), que no está en la Biblia, en lugar de guardar la pascua, es una secta.

Guardar las reglas que no encontramos en la Biblia es seguir las costumbres de los gentiles. Esto no tiene ningún valor (Lv. 18:3-4, Ez. 11:9-12). Aunque hemos considerado estas reglas como algo natural durante siglos, si no están registradas en la Biblia, no son más que palabras fingidas.


El Dios que vino en la carne y la herejía

Dios ha venido a esta tierra en la carne para nuestra salvación. Hace dos mil años, sin embargo, los judíos no creían en Jesús, el hijo de un carpintero, que vino en forma humana igual que nosotros; él no tenía belleza ni majestad para atraerlos.

Jn. 10:30-33 Yo y el Padre uno somos. Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle. Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis? Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios.

"Dios nunca vendría como hombre"

Esta también es una palabra creada por el hombre, que no está basada en la Biblia. La Biblia profetiza claramente que Dios vendría como una persona.

Is. 9:6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Los que no reconocen a Cristo que vino en la carne, son los espíritus del anticristo (1 Jn. 4:2-3). Los judíos ofendieron a Jesús y catalogaron a los apóstoles de herejes, porque predicaban al Salvador que vino como un hombre. Sin embargo, los herejes eran en realidad los judíos que negaban a Jesús en la carne.


La iglesia verdadera se aferra a la verdad

No hay diferencia entre los que no siguen la Biblia y rechazan las ideas diferentes de sus propias ideas, diciendo que son herejías, y los judíos que condenaron al apóstol Pablo, diciendo que era cabecilla de la secta de los nazarenos. Si realmente queremos recibir la salvación de Dios, primero tenemos que distinguir la verdad de la herejía, basándonos en la Biblia, y no en los pensamientos de los hombres.

La Biblia testifica la verdad de la iglesia primitiva, que guardaba el día de reposo, la pascua, las fiestas solemnes del nuevo pacto y creía en Dios que vino en la carne.

En nuestra época, la Iglesia de Dios es la única iglesia que se aferra a la verdad de la iglesia primitiva que Jesús y los apóstoles guardaron según la Biblia.

Estando orgullosos del hecho de que nuestra iglesia es la verdadera iglesia que tiene la verdad, debemos apresurarnos a predicar el evangelio del nuevo pacto a las almas que quieren estar en la fe verdadera, dando gracias a Dios Elohim.