Iniciar sesión

¡Bienvenidos!

Gracias por visitar la página web de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Puede entrar para acceder al Área Exclusiva para Miembros de la página web.
Iniciar sesión
ID
Password

¿Olvidó su contraseña? / Unirse

Dios Elohim

La palabra “Elohim” se traduce directamente como “Dioses”. La Biblia testifica que Dios existe tanto en imagen femenina (Dios Madre) como en imagen masculina (Dios Padre).

La Iglesia de Dios, Sociedad Misionera Mundial, ha recibido al segundo Cristo Ahnsahnghong, Dios Padre, y a la Jerusalén celestial, Dios Madre.

Cuando las personas oyen la palabra “Dios”, la mayoría piensan inmediatamente en “Dios Padre”, con la idea fija de que existe solo Dios Padre. Sin embargo, la Biblia testifica claramente que existe Dios Madre además de Dios Padre. Esperamos sinceramente que usted rompa los preconceptos que el hombre ha hecho, y reciba a los verdaderos Salvadores: Cristo Ahnsahnghong y la Madre Jerusalén.

Ahora, descubramos por qué los miembros de la Iglesia de Dios aceptan a Cristo Ahnsahnghong y a la Madre Jerusalén como su Dios Elohim.


Dios Elohim se revela en el libro de Génesis

Por medio del libro de Génesis, confirmemos que existen tanto una imagen masculina como una imagen femenina de Dios.

Gn. 1:26-27 『Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza […]. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.』

Varón y hembra fueron creados a imagen de Dios, y así, está claro que Dios tiene dos imágenes: masculina y femenina. Cuando Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen”, usó la palabra “hagamos”, que está en plural, en lugar de decir “haré”. Podemos entender que dos Dioses (un Padre y una Madre), y no uno, trabajaron juntos durante la Creación. Estos términos en plural se usan para describir a Dios también en Génesis capítulo 11.

Gn. 11:1-7 『Y dijo Jehová: […] Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.』

Este versículo también hace referencia a Dios Elohim, el mismo Dios que creó al hombre y a la mujer (en Génesis capítulo 1), diciendo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”. En Génesis capítulo 11, Dios responde a la arrogancia de los hombres, que construían juntos la torre de Babel. A través de esta situación, Dios testifica que existe Dios Madre igual que existe Dios Padre, diciendo “descendamos”.


Dios Elohim se revela en el libro de Isaías

Podemos confirmar la existencia de Dios Elohim mediante el libro de Isaías.

Is. 6:8 『Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.』

Cuando Dios buscaba a alguien que predicara su palabra, dijo: “¿Quién irá por nosotros?”, en lugar de decir: “¿Quién irá por mí?” Esto revela que el Padre no estaba trabajando solo, sino que estaba la Madre trabajando junto con él.


Dios Elohim se revela en el libro de Jeremías

En el libro de Jeremías también podemos encontrar referencias a Dios Elohim.

Jer. 31:22 『[…] Jehová creará una cosa nueva sobre la tierra: la mujer rodeará al varón.』

Dios dijo que crearía una cosa nueva: la mujer rodearía al varón. Espiritualmente, este versículo tiene un profundo significado. La mujer, Eva, estuvo una vez dentro del varón. Si Dios no hubiera hecho a la mujer de la costilla que tomó del hombre, ¿cómo habría podido la mujer rodear al hombre? La cosa nueva que Dios dijo que crearía sobre la tierra, era revelar a la Madre, que estaba dentro de Dios Padre desde el principio. La cosa nueva se crea cuando Dios establece el nuevo pacto.

Jer. 31:31-34 『He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. […] Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, […]』

En la Biblia en hebreo, la palabra "Dios" se escribe como "Elohim", en la cita "yo seré a ellos por Dios [Elohim]". "Elohim" es la forma plural de la palabra "Eloah", que significa 'Dios' en singular. Por lo tanto, "Elohim" significa 'Dioses', en plural. Una vez que entendamos el concepto de Dios Elohim mediante el nuevo pacto, no necesitaremos más que nos enseñen a conocer a Dios, porque todos lo conoceremos, desde el más pequeño hasta el más grande. En la verdad del nuevo pacto, podemos ser hijos de Dios solo cuando tengamos a Dios Padre y Dios Madre, nuestro Dios Elohim.

Cuando Dios Elohim creó al hombre y la mujer, dijo: "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza". Cuando Dios Elohim castigó las malas obras del pueblo de Dios, dijo: "Descendamos". Cuando Dios Elohim llamó a Isaías, dijo: "¿Quién irá por nosotros?" En toda la Biblia, Dios ha existido como Dios masculino y Dios femenino, Elohim.


Elohim aparecerá en su debido tiempo

Dios prometió que aparecería a su tiempo (1 Ti. 6:15). Confirmemos en qué forma aparecerá.

Ap. 22:17 『Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.』

Para nuestra salvación, Dios siempre se refirió a sí mismo como “nosotros”; luego, apareció Dios Elohim como el Espíritu y la Esposa, para darnos el agua de la vida. En el primer libro de Timoteo, está escrito que Dios es el único que tiene inmortalidad y habita en luz inaccesible (1 Ti. 6:16). Solo el Espíritu y la Esposa (el segundo Cristo Ahnsahnghong y la Madre nueva Jerusalén) tienen la inmortalidad y la vida. Sin embargo, algunos de jactan de tener el poder de dar vida; los que suponen tal cosa están tremendamente equivocados. La Biblia dice que nadie puede tener vida si no come la carne del Hijo del Hombre y bebe su sangre (Jn. 6:53); y Jesús dijo: “Sígueme; deja que los muertos entierren a sus muertos” (Mt. 8:22). Los seres humanos no podemos decir que estamos vivos.

No hay vida en nosotros; por eso, debemos acercarnos a Dios (Cristo Ahnsahnghong y la Madre) si queremos recibir vida eterna y salvación, pues ellos son los únicos que tienen vida. A fin de dar la eterna agua de la vida a los seres mortales, Dios descendió a la tierra en esta última época como el Espíritu Santo Ahnsahnghong y la Esposa, la Madre nueva Jerusalén. Los que pervierten o niegan esta enseñanza bíblica, jamás podrán entrar en el reino de los cielos.