La Madre Jerusalén y la vida eterna

  • Tiempo |
  • Ver | 2379
Para ir al cielo donde no hay dolor ni llanto ni muerte,
debemos recibir la vida eterna que Dios Madre nos da.

A través de los principios de todas las cosas creadas por la voluntad de Dios,
y mediante la providencia de Dios en la creación de Eva
al final del sexto día de la creación, Dios nos permitió
conocer que podemos recibir la vida eterna solamente a través
de la Madre Celestial que aparecerá en la última época.
(Herencia materna de las mitocondrias)
VídeoAudio
Marcar como sermón visto