한국어 English 日本語 中文简体 Deutsch हिन्दी Tiếng Việt Português Русский Iniciar sesiónUnirse

Iniciar sesión

¡Bienvenidos!

Gracias por visitar la página web de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Puede entrar para acceder al Área Exclusiva para Miembros de la página web.
Iniciar sesión
ID
Password

¿Olvidó su contraseña? / Unirse

Internacionales

Por la esperanza celestial de estar con la Madre para siempre

  • País | Nepal
  • Fecha | Julio 20, 2010
ⓒ 2010 WATV
Muchos miembros que llenan Sion, la diligente preparación de la comida que empieza por la mañana muy temprano, los ojos despejados de los miembros que brillan cuando escuchan la palabra de Dios...

Probablemente estas escenas son las primeras palabras que vienen a su mente cuando piensan en Nepal. Usted debe de haber visto las escenas de la iglesia de Nepal en los vídeos. Cuando estaba en Corea, me conmovía mucho escuchar de la obra del evangelio que se cumplía sorprendentemente en Nepal. Ahora estoy en ese lugar; verdaderamente estoy agradecido a Dios por haberme llamado aquí.

Vine a Nepal en diciembre de 2008. En ese momento, fui llamado por Dios para servir como asistente de jefe de templo de la iglesia de Katmandú, y mientras predicaba el evangelio con los miembros locales, aprendí muchas cosas. Fue realmente conmovedor ver a los miembros guardar su fe verdadera mientras predicaban el evangelio diligentemente.

Seis meses después, recibí la misión de predicar el evangelio en Chitwan.
Aunque tenía tan poca habilidad para hablar nepalí y era imperfecto en muchos aspectos, me dirigí a Chitwan, confiando absolutamente en Dios, que dijo: “¡Vayan!”


Al seno del verdadero Dios que da el agua de la vida


Tomaba de 5 a 6 horas ir en ómnibus desde Katmandú, capital de Nepal, hasta Chitwan. Alrededor de diciembre de 2007, el evangelio del nuevo pacto fue predicado por primera vez en Chitwan. En ese momento, un miembro que recibió la verdad en Katmandú quería predicar las buenas nuevas de salvación a las personas de su tierra natal, Chitwan. Entonces él y algunos miembros unieron sus mentes y participaron en un equipo misionero de corto plazo a Chitwan, y establecieron los fundamentos de Sion. En 2008, un equipo misionero de corto plazo de invierno vino aquí desde Corea, y esto aceleró el evangelio en Chitwan.

ⓒ 2010 WATV
Cuando mi esposa y yo llegamos aquí, había más de 200 miembros. Por ese tiempo, la Sion de Chitwan estaba en construcción. Los miembros se dedicaban a la construcción del templo tanto física como espiritualmente, dando gracias a Dios por concederles un nuevo nido para Sion. Su único deseo era retribuir a Dios Elohim su gracia encontrando rápidamente a sus hijos e hijas perdidos del cielo, esparcidos en todas partes de Chitwan. En unidad con los miembros, yo también participé en el evangelio en Chitwan.

Nepal limita con China en el norte y con la India en el sur. Ya que Chitwan está localizado en el sur de Nepal, ha recibido mucha influencia de la India.

Especialmente del hinduismo. Esa es la razón por la que el hinduismo es más predominante aquí que en cualquier otra región.

Frecuentemente veía a las personas pedir deseos al sol, a la luna y a las estrellas, u ofrecerles sacrificios, pero quedé horrorizado al ver a las personas de aquí adorar a los animales, a las plantas, a los hombres, e incluso a los automóviles, y ofrecerles sacrificios en sus fechas señaladas. No solo las calles sino también todas las casas están llenas de ídolos.

La mayoría de las personas nos escuchaban con mucho gusto cuando decíamos que veníamos a predicar las palabras de Dios. Sin embargo, ya que estaban acostumbrados a la cultura hindú, rechazaban la verdad, diciendo: “Seremos salvos creyendo en cualquier religión, si nos dedicamos a ella diligentemente”.

Los días de frustración continuaban, pero ninguno de los miembros se mostraba cansado. En lugar de esto, ellos pusieron mucho esfuerzo en la predicación de la palabra de Dios.

Aunque la mayoría de los miembros aún no habían estudiado la Biblia cuidadosamente, consideraban todo lo que habían aprendido como precioso y asimilaban la verdad una y otra vez, para no olvidarla. Por encima de todo esto, grabaron profundamente en sus corazones el amor y la gracia de la Madre celestial que vino a esta tierra para nuestra salvación. Incluso los que encontraban difícil leer y escribir, seguían practicando la predicación de las palabras de la verdad y se esforzaban mucho para llevar a cabo la misión del evangelio. Al ver su paciencia y sus esfuerzos, Dios les concedió la sabiduría y la habilidad para predicar bien la palabra y también los frutos del evangelio.

Los hindúes han creído que la tierra reposa sobre un elefante, y el elefante sobre una tortuga, y la tortuga sobre una serpiente. Sin embargo, la Biblia, que fue escrita hace más de 3.500 años, describe exactamente cómo se ve la tierra.

Nosotros testificábamos valientemente que el Dios Todopoderoso, que nos permitió conocer los principios del universo a través de sus palabras de la Biblia escritas más allá del desarrollo de la ciencia, vino como el Espíritu y la Esposa para dar el agua de la vida en esta época. Entonces, las almas que habían estado sedientas del agua de la vida, comenzaban a venir a Sion una tras otra.

ⓒ 2010 WATV


Dando gracias en todo y estando siempre gozosos


Ya que recibimos el Espíritu Santo de la lluvia tardía por medio de las fiestas de otoño del año pasado, Sion ha estado llena de vitalidad; el desfile de una nueva vida continúa todos los días de reposo. Esto se debe a que los miembros nunca dejaron de predicar el evangelio, diciendo: “Salvar un alma es lo más gozoso para nosotros”.

Los que no tenían suficiente tiempo para predicar debido a su ocupado horario de trabajo, se reunían en la madrugada todos los días para la predicación. Ya que los miembros que están deseosos de unirse a ellos se incrementan en número día tras día, la iglesia de Chitwan está siempre llena de los que predican el evangelio desde muy temprano hasta muy tarde, todos los días. Aunque predicamos a la gente muy de mañana, esto no les disgusta. En lugar de eso, nos dan la bienvenida cálidamente, diciendo: “¿Sobre qué les gustaría predicar?” Esto habría sido imposible si Dios no hubiera abierto sus corazones. Muchas almas han sido guiadas a Sion: los que no podíamos encontrar excepto de madrugada, y muchos jóvenes como el rocío del alba. Por eso, los miembros daban gracias a Dios todos los días, predicando la verdad con emoción y gozo.

En el invierno de Nepal, hace mucho frío en la mañana y en la noche, mientras que es demasiado caluroso durante el día. Debido a esta gran diferencia de temperatura diaria, las personas están más propensas a resfriarse. Ya que aquí estamos en la estación de invierno, estoy bastante preocupado por la salud de los miembros. Por eso, a veces les recomiendo que vayan rápido a sus casas y que descansen, pero ellos se niegan persistentemente a descansar, y continúan predicando el evangelio. En esos días, ellos llevan fruto sin falta y predican el evangelio con más fuerza hasta altas horas de la noche, llenos de energía.

Me siento muy conmovido de ver a los miembros tratando de estar con Dios desde que se levantan hasta que se van a dormir. Deben de estar cansados, pero consideran esto como una bendición celestial y como felicidad. Incluso cuando la temperatura sube a más de 40º C y su cuerpo entero está empapado de sudor, dicen: “Estamos felices porque iremos al cielo donde no hace calor”. Y cuando hace demasiado frío y tiemblan aunque llevan mucha ropa puesta, dicen: “Estamos verdaderamente agradecidos porque tenemos a la Madre que está caminando la senda del sacrificio en esta tierra para llevarnos al cielo, donde no hace frío”.

Ellos pueden sentirse exhaustos porque llevan una vida dura y atraviesan muchos sufrimientos en la vida de la fe, pero lo aceptan todo con gratitud y gozo.

Ellos ponen primero a Dios antes que a sí mismos, y tienen esperanza en el eterno reino de los cielos en lugar de poner su esperanza en las cosas terrenales. Al ver sus hermosos corazones, Dios continuamente les concede buenos frutos.

“El Padre los está viendo desde el cielo, y está muy complacido con ustedes. Así que continuemos trabajando y vamos juntos al cielo.”

Recientemente, anuncié estas palabras de la Madre a los miembros. Entonces ellos gritaron: “¡Gracias, Padre y Madre!” Después de ganar nuevas fuerzas por medio de las palabras de la Madre, ahora están poniendo mucho esfuerzo en la obra del evangelio.


Solo esperando el día en que estarán con la Madre


En Nepal, es común ver bosques si salimos de la ciudad, incluso hay pueblos en lo profundo de la selva. Algunos de nuestros hermanos viven en los pueblos de los bosques, y no es fácil para ellos venir a Sion debido al sistema de transporte público y a los costosos boletos de bus. Hay un miembro que se levanta a las 6 a.m. para preparar el culto de la mañana del día de reposo; él camina tres horas y cambia de bus varias veces para llegar a Sion a tiempo. Sin embargo, viene a Sion con gratitud, sin pronunciar una sola queja.

Un día fui a visitarlo. Tuve que subir una montaña y otra más, pero no pude ver una sola casa. Estaba sorprendido de que hubiera un miembro de nuestra familia celestial en el corazón de las montañas. Por otro lado, me animaba pensar que en algún lugar de las montañas estarían nuestros hermanos y hermanas perdidos esperando por nosotros. Los miembros también tenían el mismo pensamiento que yo.

Hay algunos miembros cuya ciudad natal está en los pueblos montañosos.
Cuando ellos visitaban a sus familiares y parientes y les predicaban la palabra de Dios, sus familiares predicaban la palabra de Dios a sus vecinos y los vecinos a sus otros vecinos. Así, muchas almas venían a los brazos de Dios en un corto tiempo. Como resultado, la iglesia de Chitwan se ramificó, y Sion se estableció en dos pueblos. Ya que aún hay muchas regiones que no hemos visitado, todos los hermanos y hermanas de Sion están corriendo diligentemente a esos lugares para sembrar la semilla del evangelio.

No ha transcurrido mucho tiempo desde que la iglesia de Chitwan empezó a realizar la obra del evangelio sistemáticamente. No obstante, el evangelio se ha expandido rápidamente en muy poco tiempo. Hay una razón por la que el evangelio puede realizarse tan activamente. Esto se debe a la Madre. El poder viene solo de la Madre, que nos permite llegar a ser uno y predicar con un fervor inagotable.

“¿Cómo podemos complacer a la Madre?”

Todos los miembros: señores, señoras, jóvenes, estudiantes, tienen el mismo pensamiento. Como todos ellos saben bien que la mejor manera de complacer a la Madre es salvar un alma, se esfuerzan enormemente para el evangelio. Un estudiante predicó la palabra a sus padres que asistían a una iglesia protestante, y guió a su familia completa a Sion. Y un hermano anciano dijo después de llevar fruto: “Yo también he complacido a la Madre celestial, ¿verdad?” y se regocijó mucho.

Cuando les digo a los miembros que complazcan a Dios, ellos obedecen en un 100% sin añadir sus propios pensamientos. A veces me siento desanimado preocupándome de no poder predicar la voluntad de la Madre completa y correctamente debido a mis escasas habilidades en el idioma. A pesar de eso, los miembros comprenden lo que digo y lo aceptan bien. Por esto, estoy profundamente agradecido a Dios y también a los miembros.

Todos los miembros de la iglesia de Chitwan tienen un alma hermosa que ama verdaderamente a la Madre. Ellos extrañan tanto a la Madre que desean encontrarse con ella incluso en sueños. ¡Cuánto más desearán encontrarse con la Madre en persona! Sin embargo, aunque quieren ir a Corea, es muy difícil para ellos por su situación económica.

La única manera para ellos de encontrarse con la Madre, es volver al reino celestial encontrando a sus hermanos y hermanas perdidos. Por lo tanto, tratan de salvar un alma más con mucha ansiedad, sin descansar, solo esperando el día que vendrá pronto, en el que estarán con la Madre para siempre.

El evangelio en Nepal, que empezó en Katmandú en el año 2000, se está expandiendo rápidamente a todo Nepal; ahora la bandera de Sion está flameando en diez ciudades, incluyendo Pokhara, Dungari y Dharan. La iglesia de Chitwan ya está llena de hermosas almas; está muy llena. Predicando el evangelio con gozo y emoción estando agradecidos por la gracia de Dios, la Sion de Chitwan se ha llenado rápidamente con muchos buenos frutos. Ahora estamos pidiendo alegremente a Dios que nuevamente extienda Sion.

A inicios de 2010, cada miembro de la iglesia de Chitwan decidió ganar diez talentos más llevando buenos y abundantes frutos del evangelio. Además, estamos preparando misiones de corto plazo para establecer Sion también en las ciudades vecinas. Hasta ahora, toda la obra del evangelio se ha cumplido a través de las bendiciones de la Madre. De ahora en adelante, los miembros de la iglesia de Chitwan y de las otras iglesias de Nepal, seguiremos confiando solo en la Madre, siempre tratando de complacerla.

Aunque estamos lejos de la Madre, nuestros corazones siempre están con ella.
Nosotros corremos a la Madre, expresando nuestro anhelo hacia ella por medio de las alabanzas, y nuestro amor por ella a través de los frutos. Queremos estar con el Padre y con la Madre celestiales por siempre, después de encontrar rápidamente a todos los miembros perdidos de nuestra familia celestial.

Damos gracias a Dios Elohim por concedernos abundantes bendiciones.
¡Permita que las bendiciones del Espíritu Santo vengan sobre todos nuestros hermanos y hermanas del mundo entero! ¡Madre, la extrañamos mucho, y la amamos!
Vídeo de Presentación de la Iglesia
CLOSE
Diarios
Jóvenes voluntarios de la Iglesia de Dios trabajan en forestación
​TV​
La Iglesia de Dios realiza la campaña de limpieza en el río Cumbaza
​TV​
Iglesia de Dios realizan campaña de limpieza ambiental en el río Cumbaza